domingo, 31 de enero de 2010

Confesiones de Caín

Como procesionarias ensayo el velo circular. 31-1-10


Confesiones de Caín

Encuentro la sexta puerta.

Se presenta pletórica de misterio

Repico cinco golpes secos.

Uno por cada dedo repico.

Nadie contesta a mi llamada.


Las murallas se han cerrado.

Por una grieta aflora una cola.

Con los dientes la estiro hacia fuera.

Era hermano de fortuna,

!fuera le digo!


Por el hueco me cuelo como randa.

La luz es tangible, cegadora.

El olor es de jardín fermentado.

Un mural de fuego me circunda.

Es la catedral de la fortuna y el dolor.


La fatiga nubla el pensamiento.

Siento miel en los labios.

El aire es aroma venéreo.

Una erección voraz me sacude.


¡He de acoplarme al instante!


XXX

Como el polvo

Doce almas vacantes

Se descomponen


XXXI

Tu no lo sabes

Tienes cinco sentidos

En cuarentena


XXXII

Eres desecho

El mar no se recoge

Pensando en ti

sábado, 30 de enero de 2010

El hocico husmeante

El comienzo es fuego que se expande. 30-1-10

Hocico husmeante


Cinco intentos azarosos.

Fenecen antes de ver la luz.

Como susurros en el pozo

............caen las palabras sin sentido.


Cinco dedos en las manos.

Rehílan los pensamientos.

Modelan un rostro marchito.

..............Obra vacía que calla y muere.


Los fracasos aumentan mi soledad.

Soy un ser inconcluso y leve.

Maúllo mi dolor en los albores.

............Canto como un chacal enfurecido.


Te espero y se que no vendrás.

La decepción no será mi derrota.

Yo haré la obra con fragmentos.

...........Tomaré sabores de las cuatro madres.


La fatiga me alienta en la tarde.

Los sueños amorosos se han apagado.

Soy el fundidor de los limbos.

Con el hocico husmeante,

.............¡busco entre paños menstruales!


¡Quizá encuentre un óvulo vivo!

viernes, 29 de enero de 2010

Antífonas I

No habrá camino fácil. 29-1-10


XXIII

Seis palitos

Proyecto en el cielo

Y me desvelo


XXIV

Siete óvulos

Arrojo al espacio

Para tenerte


XXV

No sabes nada

Eres simiente seca

De mis andanzas


XXVI

Despierta niño

Mis gritos son aurora

Que se levanta


XXVII

Como las piedras

Canto las antífonas

Con el silencio


XXVIII

Oigo tus besos

Furtivos en el trigo

Se desazonan


XXIX

Vivo el deseo

Entre siete fracasos

Lo disimulo

jueves, 28 de enero de 2010

Antífonas

Ayer fuiste héroe, hoy te devoro como huevo de esturión. 28-1-10

XXI
Los que avivan
La política reptil
Se envenenan

XXII
Enamorarse
No es dar la semilla
Para la vida

XXIII
Te aconsejo
Que descubras el cielo
En la aurora

XXIV
Entre los dedos
Transitan rayos de luz
Como lisonjas

XXII
El sol absorbe
Con luz de madrugada
Siete cunanas

miércoles, 27 de enero de 2010

Batalla de las termópilas

Eres verso de Simonides. 27-1-10


Batalla de las termópilas


Como morenas

En torrentes salinos

Me precipito


Un huevo flota en aguas sulfurosas.

Leónidas comanda un batallón de suplicantes

Quinientos millones de víctimas.

Mueren en el desfiladero de Falopio.

Igual que en la batalla contra Darío.

Los hábiles sobreviven en aguas calientes.


Él alcanza la gloria, otro la urna de la vida.

Los demás mueren en la ribera.

Como peces de plata quedan inertes.

El templo de la luna se brinda al sol.

Por fin, ¡victoria en las aguas de Salamina!

En el cabo de Artemisio quedaron los restos.


Las partes del symbolon se han unido.

Las puertas de la muralla se han cerrado.

La célula gigante devora y es devorada.

Los códigos secretos se revelan.

Las alianzas son fusión de las partes.

El orden empieza en los colores del alba.


¡El camino de la victoria lo escribe la vida!


XVIII

Tengo razones

Para seguir royendo

Tus dos pezones


XIX

Como cerezo

Hoy vivo en tu matriz

Tu eres tierra.


XX

Los eufemismos

Desprecian la razón

Tú no me quieres

martes, 26 de enero de 2010

IV promesa

Son intentos fallidos. 26-1-10

IV promesa

El rojo púrpura inunda los ojos.
El corazón percute sin cesar
Mi cuerpo flota en lagares de mosto
Beodo zumbo como un moscón

Me siento insignificante
Baldeado por cálida luz
Como una estrella lejana
Me asombro sin cesar

Qué destino me espera
Ya presiento la soledad
Como serpiente me deslizo
La lengua rastrea la presa


El limo verde es mi lecho

Me acarician las auroras

El invovoz muere de tristeza

Con el miedo disuelves la espera


lunes, 25 de enero de 2010

III Promesa

El azar nos enlaza al infortunio. 25-1-10

III Promesa

Donde están mis amores
La mujer que anida entre sueños
La madre de las noches candorosas
¿Acaso es fruto de una imagen celestial?
La espero entre aguas azules, calmadas
Entre orillas tupidas de varas verdes
El perfil de las montañas se refleja
Como un espejo recorta el cielo

Es el día de la concepción
Mis manos están temblando
La emoción subyuga el pecho
Ella vendrá lejana y perfumada
Experimentada en amores libres
Su vuelo es de halcón, ligero, gozoso

Quizá la atenace el miedo y no aparezca
Se disuelva jugueteando entre murmullos
Se oculte entre los ligeros sueños de juventud

El día pasa y no ha venido
Mis manos están cansadas
Como la montaña, dormidas
Mis ojos suspiran gemas salinas
Mi boca, trémula, toma un puñado de tierra
Entre saliva se calienta con el sol, se cuece en el vientre
Una vez más llueve y me entristece, ¡se abate en mi la esperanza!

La lluvia me lava la cara, el final es el comienzo. 25-1-10

XV
Dos mil amores
Sueñan como semillas
En los arcones

XVI
Entre los dientes
Crujo a mis hermanos
Y sobrevivo

XVII

Con voz de padre
Mi mano te halaga
Sin escucharte

domingo, 24 de enero de 2010

Las brujas de Salen

Embriones en el aire, ¡hoy está todo perdido! 24-1-1

II Promesa

Una y otra vez se agita la espuma.

La vida ensaya rondas sin cesar.

Zumban las vainas en las cánulas.

Se lubrican las divinas mandorlas.


El sol encuba nidadas repentinas.

Soplan los manguitos erectos.

Cómicos se alinean en los campos.

Las hembras se encajan en ellos.

Se acoplan como las brujas de Salen.


Cómicas suben y bajan como balanzas.

Ungen los genitales con piel de sapo.

Lúbricas y excitadas danzan y cantan…

Los carneros saltan sobre las crías.

Los viejos se arrastran babeantes.


Algunos fenecen temblorosos y erectos.

Una y otra vez se mueven las nalgas.

El delirio venéreo estremece el alma.

Ciega los instintos, clausura la razón.

Descargan el hueso hasta la flacidez.


Así llenan la caverna de hastío.

Fue la noche de las bacantes.

Orgía bulímica, pastillas de colores.

En el trasero de un coche amarillo.

Con el Mp3 sincopado en los oídos.


En la boca, ¡goma de mascar…!


Ella gozaba doce años en flor.

Él era canto de aurora sin amor.

Semental dudoso bajo la luna.

Esperma jadeante que se ahoga.

En las orillas quedan extenuados.


De los empujes fecales.

De los vahídos del caballo

me encuentro uncido yo…


Así, arrojado a un inmundo lodazal.

Sin una brizna de amor en la sangre.


¡No quiero seguir!


Me despido antes de presentarme.

sábado, 23 de enero de 2010

Presentidos

Como la tierra en Haití, tiembla la cúpula ligera. 23-1-10


Presentidos

Los instintos me estimulan.

El florecer de las auroras.

Los días de los cantares.

Las pasiones del amor.


¡Nada de eso me sucederá!


Sólo puedo pensar una vida corta.

Febril como bacterias manipuladas

Ávidas comen paja y excretan petróleo.

Mi destino es ser fuego en las calderas.


¡Aliento emanado del sol…!


Un presentimiento me trae.

Oscuras y amargas esperanzas.

Soy un Succubus aullante.

Con un ojo abierto con un cuchillo.

Espanto que reluce en la frente.


Un espantajo biológico.

Cautivo en una marmita.

Un engendro de Lilith ardiente.

Uncido con esperma robado del sueño.


Mejor lanzarme a las cataratas púrpura.

Volar como Ícaro el salto del ángel.

Saldar la vida en un segundo.

No puedo hablar más, no tengo recuerdos.


¡Mi mente marcha y mitiga visiones!


XIII

Hoy me acunas

Entre doce espinos

De zalamita


XIV

No tengo madre

Como una lucerna

De madrugada


XV

Soy enzima

Zumo de tragadero

Que se esfuma


XV

Morir y vivir

Aquí vale muy poco

Un lavatorio


XV

Tú me arrojas

De tus fogosidades

Al vertedero

viernes, 22 de enero de 2010

Olfato

Bajo la cúpula ligera me enseñas, ¡estoy ahíto de tus monsergas! 22-1-10

Pienso y acuso el dolor

Huelo la pudrición del mundo.

Como niebla en los ojos llagas mi mente.

No puedo pensar, siento dolor en el rostro.

Me has roído la sonrisa y la esperanza.

Como Saturno me devoras lentamente.


Si todas las alboradas son tu luz.

Si todas las aguas son salinas.

Si todas las simas son tenebrosas

y no encuentro paisajes sosegados.


¡No quiero seguir este camino…!


VIII

Con un garrote
Huyen oscuridades
Si les castigo

IX
Soy un huevo
Fermento amargado
Entre limones

X

Un sumidero

Crece en tu vientre

Y en mi mente


XI

La indolencia

Brota entre almas

Junto al hambre


XII

Los poderosos

Cuando se extinguen

Dejan de serlo

El impulso me lleva a ti. 22-1-10

Olfato

El olfato me lleva tras la pieza.
Como un sabueso soy perseguidor
Obsesivo, cruel, implacable.
No conozco el remordimiento.
En mí la vida cambia de valor.

Soy un engendro sin piedad.
Sólo me conmueve tu olor.
Me recuerda las heces que arrojo.
Son mi creación permanente.
El único placer en mis sentidos.

Como puedo venir al mundo.
Con un aullido cargado de rencor.
Mejor haber sido devorado.
Un reguero nutriente en la boca.
Como hice con mis hermanos.


jueves, 21 de enero de 2010

Es día fértil

Hoy es día fértil, deposito siete óvulos. 21-1-10


El gusto

Como sin cesar larvas del río.

Los alevines crujen entre los dientes.

El sabor de sus cuerpos me estremece.

Mi boca es féretro de muerte.


La lengua es un látigo terrible.

Con ella trituro los huevos.

Contra el paladar se estrellan.

Crujen como mosquitos.


Hago nidada con otros seis.

No los conozco, no se su nombre.

Tenemos relaciones violentas.

Me han devorado el rostro.


Será imposible convivir juntos.

Es una pelea desigual,

¡soy el más débil y pienso!

¡Hay que luchar para estar vivo!


VI Antífona

Un latigazo

Chasquido en el aire

Que te destruye


VII Antífona

Saliste bravo

En torrentes de sangre

Que yo devoro

miércoles, 20 de enero de 2010

La luz

Tu gravedad es infinita, sólo yo puedo soportarte. 20-1-10

La luz
Entre tinieblas veo resplandores.
Un destello me abre una herida.
Por ella entra la luz del mundo.
Es bálsamo azul en la mente.

Los prodigios me asombran.
Me llenan el pecho de misterio.
Un ojo mal-forme es mi ventana.
Mi rostro es terrible mi rostro.

El rojo a través de los párpados.
Es memoria de todas las auroras.
El sol ha dejado un lecho febril.
En él huyo de mi infortunio.

¡Hoy marcho por ríos tenebrosos!

V Antífona
Mi calavera
Cierra los sentidos
Abre la boca

martes, 19 de enero de 2010

El gusto

Metamorfosis en aguas salinas. 19-1-10

El gusto

He bebido agua salina del vientre de la tierra.
La amargura me ha causado temblores.
Tengo el paladar en los sabores oscuros.
Espero encontrar las vetas dulces.

Camino como gusarapo.
¡De lodo me alimento!

IV Antífona
Vengo al alba
Con mucho más ímpetu
Que tuve ayer

V Antífona
Con voz de hijo
Hoy llevo a la tumba
Tus dos suspiros

lunes, 18 de enero de 2010

Olfato

Te mueves entre resplandores. 18-1-10

I Promesa


Mi espalda es el Benben, de la séptima espinal has iniciado el camino. Tu ofrenda es un viaje rápido, ya puedo susurrarte al oído… estás creciendo bestial, prometo estar contigo.



Como raíz del dolor…

¡ay, ay!


Te digo adiós

Con un cuchillito

En el corazón


¡ay, ay, ay!

Hoy tragas granitos de arroz…



Olfato

Por los cañones fétidos sales como una onza de oro, tu nariz recoge los aromas del mundo, con él formas el pensamiento…

III Antífona
Creces en el sol
Y no te entretienes
Ni en pensarlo

domingo, 17 de enero de 2010

Los caminos se bifurcan

Siete semillas, la tierra es húmeda. 13-1-10

I Antífona

Cajita de luz

Esperma vivo del sol

Hoy haces tú


II Antífona

Siete óvulos

Encobo en el vientre

Son mi destino


La cúpula ligera se expande. 17-1-10


Los caminos se bifurcan

Vivimos en la era de los nudos concéntricos, la luz de la mente es confusa, ¡son tiempos de retroceso…!

Entre las estrategias perversas, los políticos serpiente, la indolencia y la fatalidad; te dispones a venir el mundo.


Escucha el rumor de fondo, es un clamor inaudible…


¡hay que luchar para estar vivo!

Nota: Las antífonas son cantos cortos de carácter litúrgico. En Fénix son comprimidos; se parecen a un haiku, les falta la comicidad y la voluntad…