domingo, 31 de enero de 2010

Confesiones de Caín

Como procesionarias ensayo el velo circular. 31-1-10


Confesiones de Caín

Encuentro la sexta puerta.

Se presenta pletórica de misterio

Repico cinco golpes secos.

Uno por cada dedo repico.

Nadie contesta a mi llamada.


Las murallas se han cerrado.

Por una grieta aflora una cola.

Con los dientes la estiro hacia fuera.

Era hermano de fortuna,

!fuera le digo!


Por el hueco me cuelo como randa.

La luz es tangible, cegadora.

El olor es de jardín fermentado.

Un mural de fuego me circunda.

Es la catedral de la fortuna y el dolor.


La fatiga nubla el pensamiento.

Siento miel en los labios.

El aire es aroma venéreo.

Una erección voraz me sacude.


¡He de acoplarme al instante!


XXX

Como el polvo

Doce almas vacantes

Se descomponen


XXXI

Tu no lo sabes

Tienes cinco sentidos

En cuarentena


XXXII

Eres desecho

El mar no se recoge

Pensando en ti