jueves, 1 de octubre de 2009

¡Ay si pudiera…!

Tu eres la voz que pasa entre los dedos. 1-10-09


–Últimamente estoy muy receptivo y vulnerable, ¡soy un tallo tierno que puede morir de añoranza! La vida me asombra y nada me desengaña, vivo con dolor y placer los regalos del devenir; ¡soy un tallo tierno que puede morir de añoranza! Los procesos me apasionan, la lucha por vivir me llena de sentido y de coraje.


Las mezquindades las comprendo pero me desmontan los pensamientos, me derrotan la palabra y en silencio abandono. La deslealtad construye en mis ojos muros de acero, cuando esto pasa ya no puedo ni quiero saber nada de aquel tema, la pequeñez espiritual y el transfuguismo cotidiano hace crecer en mi la desconfianza, es irracional, mi punto vulnerable, ¡no puedo evitarlo! Una vez que las lealtades se han roto ya no hay manera de recomponerlas, sólo queda el apego y la soledad en los límites.


Estoy permanentemente maravillado por el prodigio que se presenta ante los ojos y sólo temo nacer en el desamor, el hastío y el abandono… El mundo entre los vivos fue un regalo que espero apurar hasta mi vuelta. Sólo tengo agradecimiento para aquellos que me han ayudado a ver las variables en los sentidos, que me han revelado el valor de los sentimientos, sólo eso fue mi vida y es la que añoro…–


Es posible que como invovoz mi cuerpo quede disuelto encima de Alcor el día 13 de febrero del 2010 y que el propósito del gran viaje termine con un final no esperado. Es normal, los humanos temen ser poseídos por fuerzas desconocidas, tener un hijo del sol es un hecho extraordinario que hace falta un alma maravillosa para acogerlo…


Decía que los colores de la aurora me cantan, me acunan como a un niño recién engendrado. Los ojos me dicen lo que la boca niega, el color me ilumina el rostro y las palabras enmudecen…!siempre son prescindibles cuando habla el murmullo del aire!

!Buenos días amor, buenos días! 1-10-09


Hoy me relata un canto de seducción, un apunte que adelanto para orientar al lector sobre el devenir. Creo que el año de la ciudad del sol va a ser un suspiro para mi, pero para aquellos que me siguen puede ser un suplicio si no los balanceo con dulzura.


¡Ay si pudiera cantarte por la mañana!, me dicen los colores del alba y me pongo a temblar de emoción.

Dice…



¡Ay si pudiera cantarte por la mañana!


Mujer de senos de madre

Sentirás nacer tu vientre

Acepta el Fénix como padre

En su voz la vida enciende


¡Ay si pudiera hablarte por la mañana!


Estoy de vuelta en el lecho

La noche ha sido muy larga

Traigo una flor en el pecho

Que se inflama junto al alba


¡Ay si pudiera mimarte por la mañana!


Es un cántico en la aurora

Un color que se desgrana

Llueve mimo que acalora

Libra un sueño de cunana


¡Ay si pudiera seducirte por la mañana!


Galopan los pensamientos

Te buscan por los eriales

Tu vives en los momentos

De fragancias genitales.


¡Ay si pudiera enamorarte por la mañana!


Espero manos de alerce

Labios de sol en la arena.

Pechos henchidos de leche

En lúbricas Macarenas


¡Ay si pudiera trastornarte por la mañana!


Estoy de vuelta en el lecho

La noche ha sido muy larga

¡Ay si pudiera amarte por la mañana!

Traigo una rosa en el pecho

Que se inflama junto al alba


¡Ay si pudiera viciarte por la mañana!


El manto del sol envuelve

Nuestros ardientes amores

El lecho del trigo verde

Nos mece con resplandores


¡Ay si pudiera dejar de llorarte cada mañana!


Dice Fénix en los extremos del sueño, hechizado por los resplandores del devenir y cautivo por el dolor de los hombres…


–Este canto me ha salido de carrerilla…, ¿no será que lo tenia gravado en la memoria mineral y es de autor desconocido…?