domingo, 20 de diciembre de 2009

Jazz de los astros. IV Testamento

Eres pan y canción eterna. 20-12-09

IV Testamento
Legajo IV. III


La noche es ártica, quema la piel al instante.

Macera el corazón como el Jazz de Òrrius.

Vibra la Dixieland del Maresme.

El trompeta y el teclado tocan Blade Runner.

El espacio se llena de emoción y temblores.

El asteroide Vangelis murmulla entre colinas…


–Sois ignorantes de la belleza del mundo.

¡Bailad, bailad su danza!

Seguid su compás con los brazos en alto.

Con piedras y cornaleras, danzad hasta la muerte.

Con martillos y escoplos pulid diamantes.


Con pasos inventados danzad hasta la muerte.

Moved las caderas como bielas locas.

Tenéis que seguir el ritmo y las vibraciones,

Moved las culatas con los espasmos del mundo.

Hay que danzar y cantar hasta quedar rendidos.


Imitad mis movimientos en un espejo...

El rostro se ilumina airoso con mi temblor.

La vida se manifiesta en vuestra mente.

Es un saxo tenor en las manos de Coleman Hawkins

Nace como un torrente de imágenes y voces.


Las ideas se revelan de manera furtiva.

Tenéis que atraparlas entre las manos.

Depositarlas en la obra.

Como el valor supremo.

Comerlas como maná.

Ocultarlas en arcas de oro.

Es sutileza de la vida.


¡Las obras son los tesoros!


¡Es mi testamento más sentido!


Golpearé con un cráneo de perro a los indolentes.

A los que duermen en horas de sol.

Sin otra ventana que el flujo del sueño.

Como peces secos serán expuestos.

---------------Cimbreantes y ansiosos.


Percutid con las manos la piel del mundo.

Soplad las cañas como órganos celestes.

Agitad las cuerdas del arpa,

--------------------son cimbras del viento.


A los que esperan la lluvia dorada.

Con la mano extendida siempre.

Les serviré los restos fermentados.

Mudos entre pergaminos,

-----------enjutos como mojama al sol.


Quedarán eternos,

---------------------con las bocas secas,

---------------------el corazón vacío.

Los brazos renqueantes, tullidos.


¡El trabajo es el canto del alba!


Escuchad como susurra el viento.

Como el frío ha quemado las hojas.

El aliento humea, es espita de vapor.

----------------------- ¡huye por la boca!

Los pistones de la trompeta humean.

Salen chorros de fuego y emocionan.

Es aliento del mundo que turba.


Es puerta sinuosa que acerca su corazón.

Nos formula preguntas en la mente.

Excita los sentimientos,

...entre panderetas.

Presenta el valor de la vida.

Una noche gélida nos espera...


¡Las obras son los tesoros! –

2 comentarios:

Carles dijo...

un saludo desde ôrrius.Yo estaba en la orquesta con mi trompeta y descubro que un antiguo condiscípulo de bellas artes estaba de público
saludos

Rufino Mesa Vázquez dijo...

Hola Carles: me alegró vuestro concierto, había corazón y amor en el trabajo. No importa el exito, el dinero... importa la danza del mundo, sertirse parte de ella y reconciliarse con él, por unos instantes, tan sólo por unos instantes...
Abrazos
¿Casles... que?